Turismo

Viajes por la selva y ríos de Cotococha

Puyo (Pastaza). Los primeros rayos del amanecer bañan la selva amazónica de Cotococha, una comunidad de Puyo. Solo entonces el paisaje rodeado de cascadas, ríos, parajes, cabañas y senderos sale a la luz.

Cotococha es una estancia situada a 20 kilómetros de Puyo, en la provincia de Pastaza. Sus habitantes la protegen como un tesoro, pues es la principal fuente de ingresos económicos para 20 familias kichwas que intervienen en un proyecto de turismo comunitario. Este trabajo empezó en el 2010 por iniciativa de los comuneros.
Ellos, con el apoyo del Ministerio de Turismo y la Fundación Yahuaje, comenzaron con la capacitación a los pobladores en elaboración de artesanías con semillas. Además, como guías de selva, atención al turista.
Además, se hizo el equipamiento de los dormitorios, se compraron utensilios de cocina y se adecuaron las áreas artesanales. Así arrancó el plan de turismo, con una inversión de USD 100 000.
¿Cómo llegar?
Para llegar a ese sitio hay que desplazarse en vehículo desde la capital provincial, por una vía asfaltada que se conecta con Macas. En el kilómetro 16 se gira a la derecha. Cuatro kilómetros adentro está este asentamiento cerca de las riberas del río Puyo.
Un puente colgante metálico de más de 70 metros de largo es el ingreso principal a esta pequeña aldea, formada por cabañas de madera con techos de paja toquilla.
Allí confluyen turistas nacionales, de Suiza, Alemania, Francia, entre otros países.
Las mujeres nativas confeccionan artesanías como collares, pulseras y anillos que se manufacturan con semillas de la zona. También preparan la tradicional chicha de yuca que se ofrece a los visitantes como bienvenida.
El sábado pasado, a las 10:30, la temperatura bordeaba los 20 grados y se sentía mucha humedad. Los visitantes, entre ellos ecuatorianos y suizos, llegaron para pasar un fin de semana en el lugar.
Por ejemplo, Salomé Rageth y María Ángela Pastore, ambas ciudadanas suizas, caminaban por la comunidad. Luego, en una de las chozas las esperaba la nativa María Vargas, de 70 años, quien vestía un atuendo azul.
Vargas tenía listo un pocillo con achiote para los visitantes, pues tienen la costumbre de dibujar figuras en los rostros. Así lo hizo con Rageth, quien muy contenta comentó que «es un lugar maravilloso que brinda tranquilidad al espíritu. Es muy interesante la visita».
Oswaldo Vargas se unió al grupo. Él es guía nativo y además el presidente de la Asociación de Turismo Comunitario Cotococha.
Vargas explicó que el pueblo se fundó hace siete décadas. Cotococha en quichua significa ’poza del mono aullador’.
En los últimos años, los comuneros consiguieron levantar con su esfuerzo las pequeñas cabañas para hospedar a los turistas y adecuaron un sendero ecoturístico que recorren al mes no menos de 300 personas.
Esta reserva ocupa un área de 110 hectáreas. Allí se puede contemplar guantas, loros y monos; cruzar los ríos o nadar en pequeños recodos o viajar en canoa. La comida tradicional es el maito. Es un pescado que bien puede ser tilapia, carachama o bagre. Se asa en fuego de leña, lleva sal y se envuelve en hoja de platanillo.
A las turistas ambateñas Mónica Guevara y Mishell Cruz les gustó el plato acompañado con yuca y verde cocinados. Cuesta USD 3 y lo prepara Clara Chango.
Dos kilómetros más arriba, en la vía a El Porvenir, un grupo de turistas manabitas visitó la cascada Hola Vida. El guía Vargas los condujo por un sendero montañoso atravesado por riachuelos cristalinos. Tras 20 minutos de marcha llegaron a la caída del agua de 60 metros de altura.
Tours completos para los turistas
En Cotococha hay hospedaje para más de 40 personas. La noche cuesta USD 5. Recibe una cama y una frazada limpia; además un toldo. El ingreso a la cascada Hola Vida cuesta USD 1,50.
El tour de dos días por la comunidad vale USD 45 para los turistas extranjeros y USD 35 para los nacionales. Se incluyen alimentación, danzas, concursos, alojamiento,caminatas a la cascada y por la selva, y el avistamiento de animales.
El visitante puede equiparse con ropa ligera, botas de caucho, zapatillas, repelente contra insectos y bastante agua purificada. También puede llevar binoculares para el avistamiento de aves y cámara de fotos.

ecoamazonicoketajuan

About Author

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Locales - Regionales Turismo

Veracruz epicentro del arte en cuerpo pintado

Hablar de arte  es  hablar de lo que sucede  cada momento en Veracruz Pastaza con los Cuerpos Pintados cada  año en este  concurso se
editorial
Entrevistas Opinión Turismo

Baños y Puyo mitos turísticos comunes

         El  haber tenido la oportunidad de vivir muchos años en estas dos ciudades me permite tener