Locales - RegionalesOpinión

Los siete pecados capitales del periodismo

ARTICULO DE OPINIÓN (O) Por: Lic. Gustavo Tuston

El periodismo es de esas profesiones, cuyo trabajo todos consumen casi a diario, pero pocos conocen los pormenores del trajinar en el recorrido de las fuentes, la realización de las entrevistas y, en definitiva, en la preparación de las noticias.

Como en toda profesión, hay elementos que actúan con total compromiso, vocación y convicción. En tanto que otros, han cometido verdaderas aberraciones, sea por su pobre nivel de concienciación o por su particular falta de ética, degradando esta noble profesión. Dejaré la polémica a un lado y a continuación explicaré lo que, a mi criterio, son los siete pecados capitales del periodismo.

1.- LA SOBERBIA: Creerse el periodista justiciero, el influyente, pretender ser el protagonista de la noticia. Creerse sin fundamento el “mandamás de la información”, el sabelotodo. Ser vanidoso, engreído, ostentoso. Este es el primer pecado capital porque caerá en la autocomplacencia y la mediocridad. Dejará de progresar.

2.- AVARICIA: Querer o creer que se va a ser rico o famoso. El aspirante a periodista debe tener muy en claro que el dinero y la popularidad es una consecuencia, nunca el objetivo. El periodismo es ante todo servicio. Está prohibido usar el oficio para sacar provecho personal, peor aún para “figuretear”.

3.- GULA: Deseo desenfrenado de llamar la atención, mediante el sensacionalismo. Deseo irracional de tener la exclusividad o la primicia. Peor aún, hay quienes llegan a pelearse por las fuentes. En ese pecado caen generalmente, los periodistas de cuatro esquinas institucionales, que solo hacen noticias de relleno. Los que caen en este pecado es porque se quedan en la burbuja de la comodidad y la falta de creatividad.

4.- LUJURIA: Dejarse seducir por las mieles del poder, caer en la tentación de la política partidista. Intimar con políticos y autoridades para luego pedir favores. Tener información comprometedora y ponerle precio al silencio. Extorsionar, es una de las peores aberraciones.

5.- LA PEREZA: El verdadero periodista es todoterreno, hasta su estómago debe ser de hierro. Hay quienes se dejan llevar por la pereza y no dan seguimiento a la información, no tienen algo tan elemental como un archivo. No elaboran la noticia con la rigurosidad requerida. El verdadero periodista debe ser proactivo plantearse retos, hacer lo que otros descuidan, mirar más allá de lo evidente, oír el sonido del silencio.

6.- ENVIDIA: Si el periodista no tiene un salario digno, generará a la corta o a la larga, compromisos con el poder económico siempre vinculado al poder político. Aquel periodista mal pagado, tarde o temprano tendrá envidia de aquel que tiene un salario fijo y todos los beneficios de ley.

7.- IRA: Perder el control en una entrevista. Direccionar una noticia a favor o en contra de alguien. Tomar en cuenta que el público merece total respeto. El periodista, se transforma en cierto modo, en una figura pública, por ende, debe llevar una vida ordenada y alto dominio de sus impulsos. Por ningún motivo debe protagonizar escándalos o confrontaciones sin fundamento.

Ecoamazonico

Somos un equipo de comunicadores de noticias y contenidos digitales , nuestro afán es llegar a ustedes con la rapidez y profesionalismo basados en la ley de comunicación y apegados ala verdad.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. LE FALTO OTRO PUNTO: NO PERMITEN REELECCION DE ALCALDES, POR CUANTO SOLO PASANA ALABANDO LAS OBRAS, CASO CONTRARIO SI INVESTIGAN ACTOS ILEGALES NO LES CONTRATAN LA PROPAGANDA. NO SON INDEPENDIENTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios