Sin categoría

Flaquezas de la democracia Ecuatoriana por Diego Escobar

editorial

 

La evidencia de que ningún movimiento político en el Ecuador ha logrado gobernar durante un largo periodo es la respuesta de que existía constante inestabilidad, mucho tiene que ver con la calidad de la educación del electorado y la desconfianza ganada por parte de los movimientos y partidos políticos del país.

Todavía no logramos construir un gobierno de gran conciliación nacional, las posiciones siguen radicales tanto de la derecha como de la izquierda, esto ha provocado ingobernabilidad, solamente un país donde se reconozcan las diferencias ideológicas es posible conseguir el desarrollo.

Este es el sello sin duda del país, la falta de cumplimiento de la ley, esto se encuentra enraizado en todos los poderes del estado, así como en todas las clases sociales, tenemos una cultura de la ilegalidad que abre las puertas a la corrupción, muchas autoridades han sido cesadas de sus cargos bajo argumentos ilegales. Si esto no cambia nada cambia.

Esta es una de las peores enfermedades de la política ecuatoriana, el populismo ha degradado la institucionalidad democrática del Ecuador, ha permitido manipular a millones de personas bajo argumentos estrictamente sentimentales, como consecuencia tenemos grandes y profundas iniquidades sociales. Es fácil engañar y embaucar a las clases populares.

La pobreza y su consecuencia más nefasta la desnutrición crónica evidenciada en los niños y niñas de las comunidades indígenas del país, es la más grande muestra de exclusión en el país, todavía no se inaugura la revolución de los pobres, el 5% sigue controlando la economía del 95% de la población.

La mayoría de la población cree que el Patrimonio Público es de propiedad exclusiva de la clase política, esto ha motivado a muchos a mirar con indiferencia la militancia política, en especial a los jóvenes quienes creen que la política es sucia cuando lo que hacen es permitir que unos cuantos personajes sin escrúpulos se lleven en costales el dinero de todos.    

Debemos saltar en el tiempo y cruzar el inmenso océano ideológico en el que muchas organizaciones de izquierda se encuentran estancadas,  no podemos quedarnos en la vieja escuela de los años sesenta y setenta. Europa y muchos países asiáticos han logrado convertirse en potencias gracias a una revolución mental. Esa que se consigue solamente trabajando intensamente.

El regionalismo ha permitido que no logremos unificar a la nación, costeños, serranos y amazónicos somos todos responsables de no poder construir la gran nación. En especial Quito y Guayaquil son quienes han promovido este terrible mal nacional.  Estos últimos son quienes han promovido verdaderos intentos separatistas. Es un absurdo creer que una pequeña comunidad indígena amazónica como Sarayaku quiera declararse república independiente.

editorial

Diego Escobar

[email protected]

@dxescobarec

 

Ecoamazonico

About Author

Somos un equipo de comunicadores de noticias y contenidos digitales , nuestro afán es llegar a ustedes con la rapidez y profesionalismo basados en la ley de comunicación y apegados ala verdad.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Sin categoría

Pusieron fin a cinco días de pesadilla

Con un caminar pausado y con lentes oscuros Germánico Tello, padre de Germánico, quien el pasado viernes fue arrastrado por
Sin categoría

Primeros jugadores de Puyo en la Liga de Quito

  Varios funcionarios del Gobierno Autónomo Descentralizado de Pastaza la semana pasada estuvieron en Quito para ver cómo marcha el