Sin categoría

Estado Mental por Mayra Flores *REFLEXION

 

Todo lo que creemos o decimos sentir en realidad es solo un estado mental, todo está en la cabeza, es lo que los órganos de los sentidos lo perciben, sentimos miedo de estar frente a un precipicio solo cuando vemos que estamos al borde y que podríamos caer,  tienes esa percepción porque miraste el camino y el vacío al que caerías. ¿Qué pasaría si estas en el mismo lugar pero con los ojos vendados en el borde totalmente a ciegas sin tener ninguna idea de dónde estás? Imagina ese evento, cierra tus ojos y  solamente siente el aire correr por tu rostro,  escúchalo  como canta cuando pasa de prisa por tu faz, si ya lo hiciste creo que el estado mental que tendrías en ese momento es de libertad, paz, armonía, felicidad y sin miedo a nada.

La capacidad del ser humano para escoger ciertas cosas que las denominamos buenas o malas simplemente está en su cerebro, o es que acaso el creador nos ha dado otro órgano con el cual poder pensar? Ese órgano de masa gris que algunos lo tienen más desarrollados que otros y unos lo tienen más cuadrados que otros permite dilucidar las cosas y de la manera como las hacemos. Algunas personas creen que pueden pensar con el corazón, o que este les incapacita a realizar ciertas acciones, déjenme decirles que esto es totalmente falso puesto que este órgano simplemente se encarga de la parte vital.

Muchas de las personas confunden a estos dos órganos y claro con justa razón y es que hace más de 500 años que llegaros los famosos conquistadores a jodernos la cabeza con esos cuentos, al llegar a una civilización que ellos denominaron como barbaros hecho que no era para nada verdad,  incivilizados decían en sus crónicas  y que su misión era llenarlos de luz y amor los unos a los otros. ¡Vaya misión! para demostrar el gran amor que su creador tenía para con ellos tuvieron que matar, violar, estrangular a cientos de personas de estas mal llamadas incivilizaciones, pues debían hacerlos recapacitar sobre sus erradas creencias, su mala forma de vida y sobre todo tenían claro que debían cambiar su estado mental de liberación, sin perjuicio  ni prejuicios  a uno que estuviera más acorde a sus intereses colonialista pues ese estado mental de liberación que poseían no les permitiría someterlos.

Tenemos entonces  que agradecer a estos nobles y valientes hombres que vinieron a meternos un montón de miedos en la cabeza y junto con ello un millón de prejuicios porque al altísimo según ellos no le parecían correctas ciertas actitudes, aún hasta ahora esta clase de nobles andan por ahí colonizando aún muchas tierras vírgenes, grandes extensiones de masas grises caen en sus cuentos de convertirse en personas más civilizadas, correctas y supuestamente honestas.

Vaya forma de creer que hacen las cosas bien cuando viven engañados en sus estados mentales de supuesta felicidad y paz.  Viviendo de una forma  que esté de acuerdo a lo estipulado por sus conquistadores mentales, sin mentir, sin engañar, sin matar, sin robar, según sus supuestos sentimientos   o luchando contra sus pensamientos? en fin viviendo en un estado mental que le permitirá llegar a la tan anhelada muerte porque en la otra vida dicen ellos se les ha prometido la felicidad eterna.

Por estas pequeñas razones todos deberíamos vivir en un estado mental más saludable, donde todos podamos dejar de actuar, donde podamos ser felices sin criticar la forma de ser feliz de la persona que está pasando por la vereda de en frente, vivamos un estado mental alegre al fin nadie a regresado para decirnos si en verdad estamos parados sobre el escenario en la gran obra de teatro  o solamente es un ensayo.

Mayra Flores

[email protected]

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios