EmprendimientoLocales - Regionales

Hermana María 40 años trabajando por el sector indígenas de Pastaza

Hay que vivir un tiempo con ellos en la selva, en sus comunidades y hacerles sentir lo maravillo que es su vida junto a la naturaleza. Hermana María.

Hermana María Martín Bartol nací en Salamaca España, hace 40 años llegue a esta linda tierra (Pastaza), nunca pensé que iba a quedarme año tras año, si no solo me he quedado trabajando y ahora me pongo a pensar en ese día bonito que llegue, a pesar de la pobreza de Puyo, un pueblo incipiente en ese tiempo, me sentí bien y más me enseñe cuando fui capaz de entrar a la selva, a pesar que tenía pánico a las culebras, llevó ya viviendo adentro (selva) muchos años, tengo ahora una guardería y tengo un comedor para ancianos. 
Trabajo muy a gusto con las comunidades indígenas, la verdad son personas tan sinceras, tan amables, reciben cualquier cosa con amabilidad y con ese agrado, que para mi me llena mucho, es mucha compensación darles de comer a los ancianos, muchos de ellos nunca han comido en vajilla solo en hoja.
Con los niños llevo trabajando ya 23 años en la guardería, tengo niños que cuide en la guardería y que ya son profesores y tienen sus hijos en la misma guardería, se sienten agradecidos, he podido ver crecer las comunidades de Pacayacu, Sarayacu y Puyo.
Los indígenas han sido muy mal orientados y aprovechados durante todos estos años por los gobiernos; los primeros años cuando yo llegue aquí, los indígenas eran más fáciles que ahora, eran felices en medio de esa pobreza, hemos escuchado siempre que no es feliz, el que mucho tiene si no el que no necesita mucho y en esta parte así era. Hoy les han hecho tener más necesidades y por lo tanto hoy son menos felices.
Todo esto ha generado desunión, por que ellos se han prestado para eso, para aprovecharse entre ellos, esto ha provocado la desunión de las comunidades, han sido algunos muy traidores de sus propias comunidades.

Las petroleras venían a lo suyo, a sacar petróleo y punto, ellos no han hecho ninguna reparación en cuanto aquello que dejaron maltratado, contaminado, los ríos y quebradas contaminados, los animales han huido ante la bulla de la exploración petrolera.

 Hay que vivir un tiempo con ellos en la selva, en sus comunidades y hacerles sentir lo maravillo que es su vida junto a la naturaleza, una vida, eso sería para mi maravilloso, la iglesia y algunas organizaciones están trabajando por esto y sin ningún interés más.

Texto Diego Escobar .

Ecoamazonico

Somos un equipo de comunicadores de noticias y contenidos digitales , nuestro afán es llegar a ustedes con la rapidez y profesionalismo basados en la ley de comunicación y apegados ala verdad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios